¿Y por qué no el chelo?

Más allá de la broma de esos violinistas que aseguran que un violonchelo no es mas que un violín con problemas de tiroides,  contemplaremos la posibilidad de hacernos con un ejemplar de ese voluminoso juguete. Más información

Anuncios