Cuando cunde el Desánimo

Por muy cuesta arriba que se ponga el aprendizaje del violín, el peor enemigo a veces está en nuestra cabeza: somos nosotros mismos.

Más información

Anuncios